Archive | Reflexiones de fin de semana RSS feed for this section

Reflexiones de fin de semana: Diviértete, que para eso juegas.

19 Dic

Esta semana han pasado varios temas por mi cabeza a la hora de escribir este artículo, estaban el señor Riccitiello y su idea de que Nintendo les financie el marketing sin currárselo ellos lo más mínimo, tenía también en mente hablar sobre la mojigatería en los videojuegos (y a este le sigo dando vueltas) pero ayer ocurrió algo que finalmente se ha convertido en la reflexión de esta semana.

Sencillamente, ayer empaqueté la Wii y fui con ella a casa de un amigo que no había tocado una consola Nintendo en su vida, la idea era sencillamente pasar un buen rato así que empaqueté toda la artillería pesada que tengo y me fui para allá con el mamotreto a cuestas. Lo que allí viví era algo que hacía mucho tiempo que no vivía: Ver a alguien descubriendo la diversión.

¡Eres un fanático! ¡La Wii no es la única consola que divierte!

¡Agh! ¿Por qué nunca me dejáis terminar? Al final siempre acabáis tragándoos al menos una línea de respuesta insulsa.

¿Puedo seguir? Vale, bien. Como iba diciendo, este amigo mío no había tocado una consola Nintendo en su vida, se introdujo en el mundillo con la PSX y ha pasado toda su vida con la marca hasta que compró una Xbox 360, pero comprando exactamente el mismo tipo de juegos y manteniéndose inamovible en sus gustos y elecciones; todo este tiempo ha permanecido así, hasta que aparecí yo ayer por allí.

Me ahorraré mis opiniones sobre los videojuegos de hoy en día (en los que encasillo tanto títulos de PSC360 como de Wii, los hay en todas las plataformas en mayor o menor proporción) para no alargar esto demasiado, tan sólo diré que tantos años como hace que nos conocemos y es la primera vez que lo veía así ¿cómo? Bueno, básicamente le brillaban los ojos y se descojonaba. Sí, se estaba divirtiendo.

Lo mejor es que no escogí para mostrarle ningún juego de estos espectaculares de la máquina, no le puse ni el Goldeneye, ni el Zangeki no Reginleiv, ni el DonkeyKong Country Returns… ni siquiera el Mario Galaxy 2 ¿Con qué juego empezamos la partida? Con Wii Sports, seguido de New Super Mario Bros y Wii Sports Resort, juego directo y sin ambages, con una jugabilidad más simple que el mecanismo de un chupete… y funcionaron.

Hay algo que a cada generación que pasa parece olvidarse más y más: los videojuegos se llaman así por algo, son experiencias visuales de juego ¿y cual es el objetivo de un juego? Divertir, ni más ni menos que eso pero no, las compañías no parecen darse cuenta de ello, en su lugar nos clavan controles que ocupan todos los botones del mando y movimientos que requieren combinaciones de estos, historias ridículamente enrevesadas que en según qué ocasiones llegan a superar el tiempo de juego y mil cosas más que diluyen la diversión hasta convertirla en simple entretenimiento.

Pensad en ello, coged cualquier juego de los 8 o 16 bits y comparadlos con alguna de sus entregas en las últimas dos generaciones ¿Sonic? ¿CastleVania? ¿Goldeneye? Pocas son las que se libran de haberse convertido poco menos que en películas CG con trozos de gameplay de por medio ¿Qué hacíamos cuando insertábamos el cartucho de Sonic the Hedgehog en nuestra Megadrive? Pulsar un botón y a jugar ¿Y cualquiera de los Marios de NES? Lo mismo con casi cualquier juego y esto, aquellos que no han vivido las generaciones ya mencionadas, lo desconocen, y es una pena porque a causa de ello desconocen el verdadero objetivo de los videojuegos.

Precisamente esta reflexión no es sólo mía, si no que la compartimos juntos en el coche, él mismo me dijo que lo que había experimentado con los tres primeros juegos que le mostré (también pusimos otros, por supuesto) no lo había vivido nunca como jugador y me dio qué pensar ¿Cuantos de los que actualmente pasean por los foros de internet o esperan con ansias el lanzamiento de La venganza de Chisdanvito XXII desconocen o han olvidado esta sensación? ¿Cuántos llevan tiempo sin no querer apagar la consola no por estar esperando a encontrar un punto de guardado o a ver la próxima secuencia si no porque se están divirtiendo tanto que no quieren hacerlo?

Hacedme caso, bajad al Cash Converters más cercano o meteos en eBay, Mercadolibre, Segundamano o cualquier mercadillo de un foro y haceros con alguna Megadrive, Super Nintendo, Game Boy o la que sea por cuatro perras junto a algún juego que os recomienden en foros, descubrid o recuperad la verdadera esencia de los videojuegos: la diversión, que para eso fueron creados.

Reflexiones de fin de semana: Hicimos fracasar la revolución

12 Dic

Hoy mientras ojeaba la red en busca de noticias sobre 3DS para el blog y, por qué no decirlo, babear un poco, me he recostado en la silla y he lanzado una mirada a mi Wii y mi DS, consolas que me han dado diversión sin límites y que ya tienen el fin de su vida comercial cerca, tan tan cerca que la sucesora de nuestra pequeñita de doble pantalla llega en apenas 3 meses como mucho, en ese momento me he dado cuenta de lo desaprovechadas que han estado a lo largo de tooooda la generación.

DS y Wii entraron al mundillo con una importante premisa: Dar lugar a nuevos géneros, nuevos juegos que hicieran un uso completo de sus características, y potenciar aquellos ya existentes ¿Han cumplido su objetivo? No, ni de lejos ¿Y sabéis qué es lo mejor de todo este asunto? Que es todo culpa nuestra.

Ya, vamos, que somos los jugadores los que desarrollamos los juegos ¿verdad?

Pues no (ya que pudiéramos, mira) pero sí es cierto que las compañías nos hacen caso, mucho caso ¿No ha sido desarrollado Sonic 4 en base a las opiniones de aquellos que jugaban a sus betas? ¿No nació Twilight Princess como respuesta a las quejas sobre Wind Waker? ¿No ha ido escorando CastleVania de nuevo al sistema clásico porque los fans estamos cansados de Castledroids? Estos son sólo tres ejemplos de todos los que existen acerca de nuestro peso para las desarrolladoras ¿Y donde hemos influido nosotros en este tema? Muy sencillo: nos resistimos a nuevos tipos de control.

Lo que al principio era una opción para las compañías ha acabado convirtiéndose en una obligación, el uso del mando de GameCube, el Clásico o ambos es algo que podemos encontrar si miramos la parte trasera de la carátula de la gran mayoría de juegos importantes, con ciertos géneros como la lucha 2D aún puedo comprenderlo pero ¿Qué necesidad existe de centrar la publicidad de Goldeneye 007 en el mando Clásico – incluyendo hasta uno dorado en la edición coleccionista – si tienes el Wiimote, que ofrece mayor precisión y agilidad para este tipo de juegos? ¿Por qué Monster Hunter Tri no está mejor adaptado a los controles de movimiento? ¿Por qué el fantástico esquema de control de los Pro Evolution Soccer tiene que ofrecer una alternativa para el mando clásico?

A día de hoy me cuesta creer que no hayan salido juegos de géneros adaptados al Wiimote ¿Hack 6 Slash? Los únicos decentes en cuestión de control son Soul Calibur Legends y Zangeki no Reginleiv ¿Lucha? 0 exponentes, no salimos del Wii boxeo ¿Shooter en 3ª persona? ¿Eso existe más allá de Resident Evil 4? Lo peor es que tampoco me extraña, hablamos de una fanaticada que no acepta los Smash Bros como juegos de lucha por ser “diferentes” ¡Imaginad un juego de lucha controlado con Wiimote y nunchuck!

DS también nos ha sufrido, miro a las primeras hornadas de catálogo de la consola, las comparo con lo que sale actualmente y principalmente me río por no llorar ¿Quien no recuerda Nintendogs, Metroid Prime Hunters, Feel the Magic o Mario 64 DS? Más o menos incómodos es innegable que hacían un uso inteligente de la pantalla táctil, por contra hoy día todo lo que podemos ver es manejo por los menús, acceso directo a inventario y poco más, y por lo que puede verse este es el camino que se seguirá en 3DS.

La verdad es que quiero creer que se debe a limitaciones del hardware principalmente (el Wiimote mal programado ha demostrado ser muy impreciso), pero lo que observo en Wii tras el lanzamiento del Wii Motion plus me quita un poco las esperanzas ¿Cuantos juegos hay que le saquen verdadero provecho? Red Steel 2, Grand Slam Tennis, Zangeki no Reginleiv, Wii Sports Resort… mierda, me sobran dedos.

Es culpa nuestra, si en lugar de exigir juegos tradicionales con control tradicional hubiéramos pedido a las compañías nuevas apuestas seguro que otro gallo nos cantaría ¿Ha fallado la corriente revolucionaria? En esta generación sí, pero si Nintendo realmente quería crear otra “cruceta” sin duda debe continuar luchando, evitando abandonar la táctil en 3DS y, en una futurible Wii2, ofreciéndonos un mando simétrico en cuestión de sensores de movimiento ¿Qué dificultad entrañaría vender Nunchakus con un giroscopio si los actuales Wii Remote plus lo llevan incorporado por tan sólo 5 € más?

También es responsabilidad nuestra, tanto que pedimos a la Nintendo de esta generación franquicias nuevas ¡Pidamos experimentos a las compañías! ¡Pidamos beat’em ups con sensor de movimiento! ¡Cualquier cosa que se nos ocurra! La revolución francesa no habría triunfado sin el apoyo del pueblo, y es que esas cabezas no van a cortarse solas, amigos míos.

Reflexiones de fin de semana: Hardcore y Casual

5 Dic

Hay un tema que esta semana se me ha cruzado en más de una ocasión por delante, ya sea trasteando por foros, leyendo blogs de opinión o conversando con amigos ha sido algo que ha salido a relucir más veces de lo habitual y que ha acabado desviando el artículo de esta semana al que ahora mismo estoy escribiendo, se trata amigos míos de lo Hardcore y lo Casual.

Esto que os estoy mencionando es algo de lo que muchos hablan como si fueran expertos, como si lo hubieran estado mamando toda la vida, pero lo cierto es que es un tema al que se le está dando bombo únicamente en este generación ¿Alguien sabría mencionarme juegos “casual” de GameCube, Xbox o PlayStation? No ¿cierto? Porque entonces nadie se “atrevía” a ponerlos a un lado u otro de la balanza ¿razón? Sencillamente entonces no existía tal balanza.

Incluso los propios impulsores de este fenómeno no saben muy bien qué es exactamente un juego Hardcore y uno Casual, pero esto es algo que trataré más adelante en el artículo (si me acuerdo) antes veamos qué son, según los supuestos cánones, los juegos Hardcore y los juegos Casual.

Un juego Hardcore es, en teoría, un juego dirigido al jugador de toda la vida (core gamer los llaman) y son títulos que se supone no están recomendados para todos los públicos, y el ingrediente principal suele ser la dificultad, tema que está íntimamente ligado al que iba a ser el artículo de esta semana porque iba precisamente de eso ¿Qué juegos Hardcore hay entonces en el mercado? Las compañías nos han atontado a base de bien tratándonos como estúpidos con recuperaciones de vida automáticas, inteligencias artificiales estúpidas, diseños de niveles que no ofrecen ningún reto y mil cosas más, hasta el punto en que cuando nos ponen hoy día un juego que sigue los estándares de hace diez años (ojo, ni siquiera hablo de los tiempos de SNES) nos cagamos en los pantalones ¡Si hoy día tener una dificultad alta equivale a un bajón en la nota global!

Dicho esto ¿Qué es un juego Casual? Casual es ahora el término que se emplea para definir los juegos destinados a toda la familia, de jugabilidad directa o baja dificultad, es además un sambenito que muchos han colgado a Wii precisamente por su publicidad basada en escenas familiares. Hoy en día el término ha alcanzado tal grado de despectividad (en parte gracias a la propia prensa de videojuegos) que se tacha de “Casual” a cualquier basura, lo que además conlleva a devaluar los grandes productos que llevan colgada esta “etiqueta” que juegos como Wii Sports, Wii Party, New Super Mario Bros o Animal Crossing han recibido ¿Lo son?

Lo mejor de estas etiquetas es que son tan variables que dan hasta risa: Track & Field no se comería un torrao si saliera hoy, pero conocerlo te da un plus de hardcorismo, Animal Crossing no fue tachado como Casual hasta que se hizo popular en Nintendo DS, los juegos 2D son considerados como tales en función de la saga a la que pertenezcan ¿Y qué me decís de los Party Games? Mario Party era y es considerada una saga Hardcore, pero Wii party y los Raving Rabbids son considerados Casual ¿Me lo explica alguien?

No oigo más que el ruido de la lluvia golpeteando mi persiana así que no, intuyo que nadie puede, porque nadie sabe qué es Casual y qué es Hardcore.

¿Es Hardcore un juego con escasas ventas? Los Imagina ser no venden nada y son considerados el paradigma del casualismo ¿Lo es uno con muchas ventas? Los autodenominados jugadores Hardcore dirán que no mientras miran a Animal Crossing, pero yo miro a Call of Duty, altamente considerado Hardcore ¿Es casual un juego orientado al juego familiar? Mario Party tiene algo que decir al respecto ¿Un juego programado con pocos recursos? World of Goo os saluda.

Honestamente, cuando se inició la generación en sobremesa y tuve mi flamante Wii en casa el día de lanzamiento a mí todo esto me cogió en bragas, pasé un tiempo intentando definirme, estuve tanto del lado Casual como del lado Hardcore ¿Resultado? Al final acabé mandándolo todo a tomar viento y me definí como lo que he venido siendo toda mi vida: JUGADOR

En mi estantería descansan juegos tan dispares como Wii Sports Resort y Monster Hunter Tri, disfruto tanto de un Rogue Squadron como de un Mario Party, me divierto igual con un Guilty Gear y con un Super Smash Bros y pongo la misma cara de velocidad con Mario Kart y con Gran Turismo.

También habrá días que podré echar un par de vicios rápidos de media hora y otros en los que me pasaré las horas muertas sudando el mando, y en los que me apetecerá jugar sólo en compañía, tampoco me caso explícitamente con una compañía pese a ser abiertamente nintendero ¿Queréis que me compre una consola? Enseñadme la noticia de que van a lanzar un CastleVania para ella y apenas tenga dinero iré a la tienda más cercana a agenciármela.

Todo esto de ser Hardcore o Casual y despreciar según qué juegos por una mísera etiqueta me parece una gilipollez del tamaño de los gigantes del Zangeki no Reginleiv que sólo adoptan los que aún no han crecido lo suficiente como para comprar un juego de Pokémon sin decir que es para su sobrino. No existen ni el Casual Gamer ni el Hardcore Gamer queridos lectores, existe el JUGADOR, que es lo que hemos sido toda nuestra santa vida.

Reflexiones de fin de semana: Los juegos 2D

28 Nov

Los tiempos cambian, eso es algo evidente, nuestra sociedad basa su evolución en el avance de la tecnología y, atada irremisiblemente a ésta, están los videojuegos. Afortunadamente éstos son un mundo aparte, un mundo donde refugiarse para escapar de ese mundo inclemente, pero ni por esas podemos escapar del avance ya que, como parte del mundo, los videojuegos están cambiando continuamente.

Las generaciones pasan y en cada una de ellas se va agregando nuevo público, atraído por lo que éstas ofrecen y dejándose atrapar por los dogmas impuestos, de esta forma en cada generación se va creando un género de moda mientras alguno que otro es condenado al ostracismo o directamente la extinción.

“Menuda disertación te estás marcando Osaka ¿Donde demonios quieres llegar? ¡Ve al grano, hombre!”

Caaaaalma, paciencia amigo lector que hoy es Domingo, aunque sí que es verdad que ya estaba apunto de llegar al tema principal (¡Ay las prisas! ¿Veis lo que hacéis? Ahora os habéis tragado línea y media más de pedantería)

Bueno, pues como iba diciendo, la tecnología en los videojuegos avanza y las compañías, a fin de lucir al máximo el palmito de sus nuevas máquinas y técnicas de desarrollo, tienden a dejar de lado géneros que pueden no permitirles mostrar sus virtudes como debieran. Así corrieron serio peligro las aventuras gráficas, y los simuladores de Manager fueron y siguen siendo un género minoritario ¿Quien quiere navegar por todos esos menús cuando cuando puedes verle los pelillos de la nariz a Iniesta? Pues bien, en la pasada generación marcaron un nuevo objetivo: Los juegos de desarrollo 2D

No es ningún secreto que hoy día las compañías están buscando frenéticamente un asilo en el que meter a ese viejo chocho al que tienen que llevarse de vez en cuando de paseo para que no les amenace con arrearles con la empuñadura de plata y pedrería de su bastón y es natural: Las ideas del abuelete no casan con las suyas, sus movimientos son limitados y no entiende de todas esas cosas raras de las que hablan los críos, con tanto Pixel Shader, 1080p, 3D y cosas de esas. No, el abuelo va a su rollo, y eso no les mola.

Pero ésta nos es la única generación en la que las compañías han intentado jubilarlo, Sony fijó un límite de juegos 2D lanzados al año para no abarrotar las estanterías de esos títulos que no explotaban todo el potencial de su PS2, Xbox y GameCube fueron más libres en ese tema, pero su posición de máquinas segundonas frente a la gran dominante hizo que no recibieran muchas propuestas al respecto ¡Incluso en la generación anterior a esa Nintendo, ya sea por descuido o arrogancia, creó una máquina que dificultaba el desarrollo de juegos puramente 2D! Sí señores, la N64 no poseía lo que se dice una gran capacidad para manejar sprites, por lo que apenas vimos dos o tres títulos 100% 2D, como Mischief Makers o Rakuga Kids.

Volviendo a la generación que nos ocupa, las 2D ya tienen un pie en el asilo, se trata de un lugar barato y para cuyo acceso hace falta un pase especial llamado Internet; en efecto amigos lectores, hablo de la (léase con voz cavernosa) Distribución Digital.

¿Donde están si no los juegos de desarrollo 2D de esta generación? ¿Donde está Braid? ¿Donde está Trine? ¿Donde están Cave Story y Super Meat Boy? Sony y Microsoft se llevan de vez en cuando al abuelete a ese edificio tan curioso al que llaman dobledé y le dejan que haga de las suyas por allí. También le permiten de vez en cuando que saque algo en formato disco, pero con la condición de que sea HD y como el pobre ya no está para semejantes trotes, pues les saca BlazBlues y King of Fighters.

Pero ¿Y Nintendo? La compañía Kyotota se está redimiendo y ahora es la favorita del viejo, a cada que puede se lo lleva a su casa y hacen locuras juntos ¿New Super Mario Bros Wii? La gente preguntaba “¿Será para WiiWare?” no señor, en disco y además abanderado de la consola en campaña navideña ¿Wario Land: The Shake Dimension? Los jugadores se rasgaron las vestiduras ¡Era en 2D puro! “¡Parece de Game Boy Advance!” Y el juego acabó pareciendo casi un Anime. Incluso nuestro entrañable Ojii-san llevaba de vez en cuando regalos a Nintendo hechos por él mismo: Tatsunoko vs CAPCOM, A boy and his Blob, Guilty Gear, Muramasa

Ahora se ha vuelto a reunir con Nintendo y su amigo Retro para sacar Donkey Kong Country Returns y nadie ha abierto aún la boca, porque tras recibir bastonazo tras bastonazo saben que cuando el abuelo y nieto el de Kyoto se unen sólo puede salir algo grande de ahí.

No importa en qué generación nacierais, el abuelo 2D se merece un respeto, le debéis todo lo que son los videojuegos ahora porque no, no son batallitas, él los hizo así que respetadlo o incluso mejor: Adoradlo, se lo ha ganado a pulso después de todos estos años, y la empuñadura de plata con pedrería de su bastón duele que no veas.

Reflexiones de fin de semana: Nintendo y la importación

21 Nov

Excitebots, Zangeki no Reginleiv, Project Zero IV, Xenoblade… si sois jugadores comunes y corrientes, es probable que estos nombres os suenen de haberlos leído en alguna revista o página web del ramo, probablemente juegos perdidos de la mano de Dios, de los que ya nadie se acuerda ni en las tiendas de videojuegos, ahora bien, si os hablo de Excite Truck 2, Dinamic Slash, Fatal Frame IV o Monado la cosa cambia ¿verdad?

En efecto, son los nombres por los que estos juegos fueron conocidos durante un tiempo, cuando sus nombres aún resonaban con fuerza en occidente como futuros lanzamientos, antes de que alguien en Nintendo tomaran la decisión de que no vieran la luz en todas las regiones.

La historia de Nintendo en este terreno es la historia de la infamia, la compañía de Kyoto, famosa por ser una las desarrolladoras y distribuidoras más prolíficas, es también una de las más difíciles de tratar a la hora de hablar de distribuir juegos en todas las regiones ya sea por activa o por pasiva ¿Qué quiero decir con “por pasiva”? Pues hablo de la importación, tema sobre el que he estado reflexionando a lo largo de esta semana.

Nintendo siempre ha sido una gran enemiga declarada de la importación desde los tiempos de NES, donde la consola – y por consiguiente los cartuchos – cambió de forma en su paso a occidente impidiendo así el uso de un cartucho japonés en las regiones USA y PAL, incluyendo igualmente protección regional entre estas dos regiones. Extendieron esta protección a SNES, donde ni siquiera los mandos eran compatibles entre consolas americanas y europeas y se ha mantenido en los juegos hasta la mismísima Wii.

Esto en su momento, sin internet y con la poca información que nos proporcionaban las revistas, no revestía demasiada importancia, como chavales que éramos no sabíamos de protecciones regionales, Hertzios y toda esa farándula y a decir verdad ni nos importaba siquiera pero hoy día, en plena era de la información, es algo ante lo que resulta difícil permanecer indiferente porque a ver ¿Qué daño hace la importación a las empresas? ¿Qué daño le hace a Nintendo?

Si me equivoco por favor que alguien me saque de mi ignorancia, pero ¿Acaso no va todo el dinero a parar al mismo sitio? Por más que tengamos Nintendo Europa, Nintendo Ibérica, Nintendo América… ¿No es si no Nintendo quien acaba recogiendo los beneficios? Entonces ¿Por qué luchar contra la importación? ¿Qué beneficio saca la compañía de ello? Ninguno.

De hecho, su batalla contra la importación sólo tiene como resultado el llenar de piedras su propio tejado, ya que parecen seguir atascados en la misma idea noventera de que existían determinados géneros adecuados sólo para ciertos mercados. Pero vamos a ver señores de Nintendo, si es que en algún momento acaban leyendo esto, respondanme a una cosa: En plena era de la globalización, donde las fronteras no son más que una línea trazada en un mapa y podemos obtener cualquier material casi de cualquier parte del mundo ¿Por qué continúan con esas ideas en la cabeza? Ya en SNES y más adelante con PlayStation recibimos juegos que jamás podríamos haber soñado con tener en nuestras occidentales manos, géneros tales como el RPG llegaron y adquirieron una popularidad exagerada, llegando consolidarse sagas en nuestro territorio tales como final Fantasy, Dragon Quest e incluso los Xeno. Sabiendo esto, señores de Nintendo ¿Por qué no tenemos aún en occidente Takt of Magic o Xenoblade?

De acuerdo, aceptemos la razón por la que no quieren traer sus juegos, sea cual sea, lo que me lleva a otra pregunta ¿Por qué prohibir la importación?

Hasta ahora no lo estaban haciendo del todo mal, aunque la defensa fuera relativamente férrea en las consolas de sobremesa, la libertad en portátiles era absoluta, desde Game boy las consolas Nintendo habían carecido completamente de protección, sin embargo en un extraño cambio de rumbo han decidido aplicar en DSi la misma política que en sobremesa, y no somos pocos los que rezamos para que no hagan lo mismo con 3DS ¿Qué les lleva a esto? ¿Piensan acaso que la Region free está relacionada con la piratería? Permítanme sacarles de su error, ya que las consolas de la competencia carecen de protección regional en esta generación y más concretamente la máquina de Sony, PS3, no ha visto su protección rota hasta hace bien poco y cualquiera podrá asegurarles que no ha tenido nada que ver con su multiregionalidad.

Existen formas de combatir la importación que tal vez no sean sencillas, pero sí efectivas: Véanse lanzamientos mundiales o de escalonado corto (como el que van a llevar a cabo con Donkey Kong Country Returns) o traer a occidente el mayor número de juegos posible. Con GameCube llevaron a cabo una labor realmente loable, trayendo rarezas como Odama o Chibi robo y sagas que jamás habían pisado occidente como Fire Emblem. Ahora que tienen un capital importante podrían hacer estas cosas, podrían localizar Xenoblade y Captain Rainbow, podrían traer Excitebots, e incluso podrían darle a todos sus juegos un lanzamiento mundial, no hacerlo fomenta esa importación que tanto repudian e incluso la piratería porque ¿Se imaginan cuanta gente habrá modificado sus consolas y descargado juegos para no arriesgarse en gastar lo que cuesta el título + gastos de envío + aduanas en un juego que puede no gustarles? ¡Hasta juegos confirmados en una región sufren este mismo mal porque hay jugadores que no están dispuestos a esperar 5 meses desde que el título salió primero en USA, Europa o Japón!

Los jugadores de hoy en día ya no tenemos 10 años, sabemos de qué va todo esto y no nos gusta que nos mojen los labios de agua y nos quiten la botella porque, cuando hay sed, hacemos lo que sea necesario para beber.